Música para el ofertorio en bodas religiosas.

Música para el ofertorio.

A partir de aquí empieza la misa propiamente dicha. Comenzamos a tocar tras las peticiones, también llamadas preces, normalmente efectuadas por familiares y amigos íntimos de los novios. El sacerdote ofrece a Dios el pan y el vino antes de consagrarlos. Por este motivo, la música para el ofertorio debe tener las siguientes características:

  • Debe ser recogida y lenta.
  • Si es posible, de carácter religioso. Entre nuestras propuestas, los Ave María de Shubert, Bach-Gounod o Vavilov (atribuida erróneamente a Caccini) son alternativas perfectas.
  • Debe ser tocada con una intensidad adecuada. En algunas ocasiones, el sacerdote decide hablar en voz alta a lo largo de esta fase, motivo por el que una agrupación de cuerda es la formación musical más apropiada ya que podemos graduar el volumen para ajustarlo adecuadamente a la voz del cura.

 

Entre las obras que ofrecemos, las más adecuadas son las siguientes:

Ave María, de Schubert.

Se trata de un lied compuesto como un arreglo de la canción popular del poema épico “La dama del lago” de Walter Scott. La traducción del alemán al español de esta famosa obra es la siguiente:

¡Ave María! Virgen piadosa,
¡Escucha el ruego de una doncella!
Desde esta roca rígida y salvaje,
Mi oración llegará a ti.
Dormiremos protegidos hasta la mañana,
Aun si los hombres son tan crueles.
Oh Virgen, Mira las penas de una doncella,
¡Oh Madre!, escucha a tu hija suplicante!
¡Ave María!
¡Ave María! ¡Inmaculada!
Cuando sobre estas piedras caigamos
En sueño, y tú nos protejas bajo tu manto
Las duras rocas nos parecerán suaves.
Sonríes, y el aroma de las rosas flota
Sobre este abismo sin aire,
Oh Madre, escucha la suplica de tus hijos,
¡Oh Virgen, una doncella te llama!
¡Ave María!
¡Ave María! ¡Servidora pura!
Los demonios de la tierra y el aire,
De tus ojos huyen,
No pueden vivir aquí con nosotros,
Nos someteremos al tranquilo destino,
Porque tu consuelo sanador sopla sobre nosotros;
Esta doncella a ti piadosa se inclina,
La niña, que suplica por su padre.
¡Ave María!

 

 

Ave María, de Bach-Gounod

La pieza consiste en una melodía del compositor romántico francés Charles Gounod, especialmente diseñada para ser superpuesta sobre el Preludio nº 1 en do mayor, BWV 846, del Libro I de J. S. Bach, El clave bien temperado, escrito 137 años antes.

 

Air de la Suite en Re nº3, de Bach

 

Se trata de una de las obras más famosas de Bach, además de ser una del top ten de la música barroca.

 

 

Las fotos que aparecen en esta serie de artículos son cortesía de Paloma Baíllo, fotógrafa especializada en fotografía social y bodas. Esperamos que haya sido de ayuda nuestra selección de música para el ofertorio .

Continúa informándote sobre nuestra música para bodas >

Entrega de anillos y arras

Entrega de anillos y arras.

En esta fase, una de las más bonitas de la ceremonia en bodas, la música debe acompañar en todo momento lo que el sacerdote y los novios dicen. Para ello, es necesario que el volumen de la misma sea adecuado. Como somos profesores de cuerda, podemos graduar sin problemas la intensidad de la música, adaptándola a las circunstancias específicas de la entrega de anillos y arras:

  • tamaño de la iglesia.
  • megafonía si la hubiera.
  • duración de la entrega de anillos y arras, etc.

Dado que en este momento los protagonistas del enlace están hablando, es necesario que la música sea suave y melódica, de manera que sirva de “colchón” musical a sus palabras. En este enlace puedes ver una de las fórmulas más utilizadas para la entrega de anillos.

Las arras son 13 y también hay diversas teorías sobre la elección de este número. La más aceptada dice que son 13 arras por los 12 meses del año, más una adicional que se donará a las personas necesitadas.

Algunas agrupaciones ofrecen tocar justo tras el consentimiento, a modo de celebración tras el enlace, pero nuestra experiencia nos ha demostrado que es mejor no tocar en ese momento ya que queda extraño, fuera de contexto.

Entre las obras que ofrecemos, las más adecuadas son las siguientes:

Largo del invierno de las cuatro estaciones, de Vivaldi.

Antonio Vivaldi escribió cerca de 500 conciertos para diversos instrumentos, 220 de ellos dedicados al violín, instrumento del cual Antonio era un virtuoso. Cuatro de estos conciertos, pertenecientes a Il cimento dell’armonia e dell’inventione y reunidos en el Op. 8 (1725) escritos para violín solista, orquesta de cuerdas y clavecín, son los que se conocen con el nombre de Las cuatro estaciones.

En este movimiento, perteneciente a la estación invernal, Vivaldi quiso reflejar la caída de la lluvia sobre el suelo y  los canales de los tejados.

 

Arioso, de Bach

Deriva de la palabra aria, pieza musical creada para ser cantada por una voz solista sin coro, habitualmente con acompañamiento orquestal.

 

Meditación de Thais, de J. Massenet.

Thaïs es una ópera compuesta por Jules Massenet, basada en la novela Thais de Anatole France.

 

Intermezzo de Cavalleria Rusticana.

En español significa Nobleza rústica. Es un melodrama en un acto con música de Pietro Mascagni. La popularidad de esta obra, de gran emotividad, se vio enormemente reforzada por la inclusión de parte de una representación de la misma en la película El Padrino III, asimismo la obra representa el tema principal de la película de Martin Scorsese, Toro Salvaje. 

 

Las fotos que aparecen en esta serie de artículos son cortesía de Paloma Baíllo, fotógrafa especializada en fotografía social y bodas.

Continúa informándote sobre nuestra música para bodas >

fotoenbodas.com

Música tras las lecturas en bodas religiosas (Aleluya)

En las ceremonias religiosas, la música tras las lecturas se interpreta antes del evangelio. En ocasiones, tras la secuencia lectura bíblica y salmo; en otras, tras la lectura bíblica – salmo -lectura bíblica, siempre en función de lo que los novios hayan acordado con el sacerdote.

Música tras las lecturas

En esta fase, la única en la que la ceremonia “ se para” en función de la música, a no ser que el cura diga lo contrario, conviene escoger una pieza corta o en su defecto, extraer el tema principal de la obra para que suene la música durante un minuto o minuto y medio.
Las obras más adecuadas para este momento son:

Benedicat Vobis, de G.F. Haendel.

Su traducción es la siguiente:

Aleluya, aleluya. Benedicat vobis,
Dominus Dominus qui fecit coelum,
qui fecit coelum, qui fecit coelum et terra.

ALELUYA.

Aleluya, aleluya. Bendito es el Señor.
Nacido de María, en una humilde cuna,
Por nuestra salvación en la cruz mostró su amor,
Cantemos con gozo a nuestro Dios.

ALELUYA.

Aleluya, aleluya. Nació Jesús, nació.
Ya los ángeles cantan, gloria a Dios en el Cielo,
Venid vamos a dorar que ya nació en el Portal,
cantemos con gozo, aleluya.

ALELUYA.

 

Coral 147,  Jesus bleibet meine Freude (Jesús sigue siendo mi alegría o Jesús alegria de los hombres).

Esta obra es por derecho propio una de las más adecuadas como música tras las lecturas. Pertenece a la cantata Herz und Mund und Tat und Leben, BWV 147 (El corazón y la boca, y las obras y la vida), compuesta por J.S. Bach. La melodía se asienta sobre una larga sucesión de tresillos, “uno de los tópicos bachianos para indicar la felicidad placentera”.

 

Air de la Suite en Re nº3 de Bach, 

Bach escribió las primeras partes de violín y continuo, su hijo C.P.E. Bach escribió las partes de trompeta, oboe y timbales; mientras que el alumno de J.S. Bach Johann Ludwig Krebs escribió las partes de los violines II y de viola. Algunos musicólogos afirman que la original era una versión solamente para cuerda y bajo continuo. Esta obra ha sido utilizada en multitud de anuncios para publicidad e incluso, en versiones pop y rap.

 

Puedes ver nuestros videos en cada una de las webs autonómicas pertenecientes a esta página. En el siguiente enlace puedes ver el  artículo referente a la música de entrada para la novia, con repertorio más clásico.

Las fotos que aparecen en esta serie de artículos son cortesía de Paloma Baíllo, fotógrafa especializada en fotografía social y bodas.

Continúa informándote sobre nuestra música para bodas >

Música para la entrada de la novia - Cortesía de Paloma Baíllo - Fotoenbodas.com

Música para la entrada de la novia (2ª parte)

Este artículo cierra la serie de cuatro entradas dedicadas a la música para la entrada de la novia y del novio, voy a comentar las obras más adecuadas del repertorio menos clásico para la entrada de ella. Se pueden interpretar tanto en ceremonias religiosas como civiles.

La acústica en las iglesias siempre es muy buena, pero si la ceremonia fuese civil, y además ésta tuviera lugar en exteriores, es muy recomendable utilizar amplificación, sobre todo para las fases de entrada, firmas y salida.

Obras y canciones que funcionan muy bien en esta fase son:

 

Memory, del musical Cats

Es la canción con la que finaliza dicho musical, creado por el compositor Andrew Lloyd Webber, en 1981.

 

A thousand years, de Christina Perri

Pertenece a la BSO de la saga “Crepúsculo“, compuesta en 2011.

 

O son do ar, de Luar na lubre

Esta canción tiene un claro carácter celta. En 1996 el músico británico Mike Oldfield incluyó una adaptación de este tema en su álbum Voyager e invitó al grupo a su gira mundial.

 

Puedes ver nuestros videos en cada una de las webs autonómicas pertenecientes a esta página. En el siguiente enlace puedes ver el  artículo referente a la música de entrada para la novia, con repertorio más clásico.

Las fotos que aparecen en esta serie de artículos son cortesía de Paloma Baíllo, fotógrafa especializada en fotografía social y bodas.

Continúa informándote sobre nuestra música para bodas >

Música para la entrada de la novia - Cortesía de Paloma Baíllo fotoenbodas.com

Música para la entrada de la novia (1ª parte)

En este primer artículo de los dos que voy a dedicar a la música para la entrada de la novia, voy a comentar las obras más adecuadas del repertorio clásico. Se pueden interpretar tanto en ceremonias religiosas como civiles.

Sin duda, este momento es uno de los que más expectación levanta (la entrada del novio suele ser más discreta). Por ello, la elección de esta pieza adquiere un peso muy importante en el guión musical de la boda.

Entre los factores a tener en cuenta destacan:

  • El tamaño de la iglesia: en caso de celebrarse en una iglesia pequeña es conveniente que la música comience a sonar antes de la entrada de la novia en la misma. De este modo, suena la obra completa.
  • El cortejo nupcial: la entrada de niños de arras y/o damas de honor conlleva la elección de una obra más larga.

 

Canon en Re, de Johann Pachelbel

Es quizás la obra más famosa del repertorio barroco. Escrita originalmente para tres violines y bajo continuo (clave y/o violonchelo), ha sido objeto de numerosas grabaciones. Aproximadamente la tocamos en un tercio como música para la entrada de la novia; además de tratarse de una obra preciosa, es muy reconocible por todos.

 

Marcha nupcial, de F. Mendelsohn

Pertenece a la ópera El sueño de una noche de verano, ambientada en la obra de Shakespeare. Es junto con la marcha de Wagner, la más utilizada para la música de entrada en la ceremonia.

 

Coral de la Cantata 147, de J.S.Bach

Fue compuesta para Adviento en 1721. Esta cantata es una de las más célebres de Bach, en especial el coral Jesus bleibet meine Freude (Jesús sigue siendo mi alegría o Jesús alegria de los hombres).

 

Marcha nupcial , de R.Wagner

Compuesta en 1850, forma parte de la ópera Lohengrin. Suele tocarse con órgano, pero nuestra versión instrumental con instrumentos de cuerda la mejora.

 

Puedes ver nuestros videos en cada una de las webs autonómicas pertenecientes a esta página.

Espero que nuestra selección de obras de música para la entrada de la novia te haya ayudado a decidir la mejor opción. En el siguiente enlace puedes ver el artículo referente a la música de entrada para el novio, con repertorio más actual.

 

Continúa informándote sobre nuestra música para bodas >

Música para la entrada del novio en bodas religiosas - Cortesía de Paloma Baíllo www.fotoenbodas.com

Música para la entrada del novio en bodas religiosas (2ª)

En el pasado artículo describí qué obras del repertorio clásico eran más adecuadas como música para la entrada del novio en bodas religiosas, y en esta entrada, voy a dedicar unos minutos a comentar el repertorio “menos clásico”, pero también muy apropiado para este tipo de ceremonias. Además de los temas que van a aparece a continuación, podéis solicitar cualquier obra que tengáis en mente, pero es importante disponer del suficiente tiempo para hacer un buen arreglo para instrumentos de cuerda.

 

Entre este repertorio más actual, las siguientes piezas siempre quedan bien:

 

O son do ar, de Luar na lubre

Esta canción tiene un claro carácter celta. En 1996 el músico británico Mike Oldfield incluyó una adaptación de este tema en su álbum Voyager e invitó al grupo a su gira mundial.

 

Memory, de Andrew Lloyd Webber

La canción más famosa del musical Cats, compuesta por Andrew Lloyd Webber. Este autor es también famoso por otra de sus composiciones, Don´t cry for me Argentina. Esta versión es para cuarteto de cuerda.

 

Nothing else matters, de Metallica

Balada del grupo estadounidense Metallica. Ha sido versioneada en más de 40 ocasiones, entre ellas, por Apocallyptica. La versión que puedes escuchar aquí es de cuarteto de cuerda.

 

Greensleeves, tradicional inglesa

Canción tradicional inglesa. La leyenda asegura que fue compuesta por el Rey Enrique VIII de Inglaterra para su amante y futura reina consorte Ana Bolena.

 

 

Las fotografías utilizadas en esta serie de artículos son cortesía de la fotógrafa Paloma Baíllo, especialista en fotografía social y bodas.

Entrada-novio-Paloma-Baíllo-1014x487

Música para la entrada del novio en bodas religiosas

En esta primera fase, al tratarse del comienzo de la ceremonia y no haber comenzado la misa propiamente dicha, el repertorio puede ser más flexible. Es opcional ya que hay novios que prefieren pasar con la madrina de una forma discreta, y otros por el contrario, quieren música para darle un carácter más ceremonial al enlace. Nuestro consejo es que sí haya música para la entrada del novio en bodas religiosas; es un momento especial que seguro no olvidaréis.

En caso de que decidáis que haya música, para que quede perfecto es conveniente que haya cierta coordinación entre ambas entradas, ya que si se demora mucho la entrada de la novia, los invitados comenzarían a hablar y se rompería la tensión necesaria y el toque especial que seguro estáis buscando.

Entre las obras más apropiadas para la entrada del novio, podemos encontrar música entre el repertorio clásico o el moderno. En el repertorio clásico, entre las piezas más adecuadas para la entrada del novio se encuentran:

Marcha del Príncipe de Dinamarca, de Clarke

También llamada Trompeta voluntaria . Desde aproximadamente 1878 hasta la la década de 1940 esta obra fue atribuida erróneamente a Henry Purcell. Su carácter brillante y marcado la hace perfecta para esta fase.

Pompa y Circunstancia, de Elgar

Por estar asociada en ocasiones a ceremonias de titulación y graduaciones, tiene partidarios y detractores a la hora de ser utilizada para la entrada en la iglesia.

Alla Hornpipe, de Música acúatica, de Haendel

Con el ritmo de una danza irlandesa, está escrito a modo de antífona, es decir, los instrumentos “dialogan, respondiéndose unos a otros”. Aunque está escrita para orquesta con presencia importante de instrumentos de viento, nuestra agrupación de cuerda ejecuta magistralmente esta pieza, de manera que no se resienta por la ausencia de dichos instrumentos.

Entrada de la Reina de Saba, de G.F. Haendel

De nuevo este autor nos ofrece una partitura perfecta para ser interpretada en este momento. Perteneciente a uno de sus oratorios, Salomón, tiene un carácter vivo y marcado. Es conveniente que sea ejecutada al menos, por un cuarteto de cuerda.

 

Puedes escuchar nuestros mp3 de música para esta fase en este enlace.

 

Continúa informándote sobre nuestra música para bodas >