Benedicat Vobis, de Häendel

El “Benedicat vobis” es interpretado básicamente como música para el aleluya. Los curas suelen solicitar que sea una obra breve, y en su defecto, el tema principal de la misma, para que el tiempo no exceda de un minuto o minuto y medio.

El aleluya se toca-canta tras las lecturas y el salmo, antes del evangelio. Es habitual que sean los hermanos de los novios los que lean los pasajes de la biblia.

La letra está basada en el villancico  “Joy to the world del poeta Isaac Watts, musicado un siglo más tarde por Lowel Mason, quien escribió en el original “from Häendel”, que con el paso del tiempo se perdió en la transcripción de la partitura. Por ese motivo se le atribuye a él. La traducción del texto es “Aleluya, aleluya. El Señor, que hizo el cielo y la tierra, os bendiga. Aleluya”.

Hay más obras recomendadas para esta fase de la misa, como son el Aleluya de “El Mesías”, también de G.F. Häendel, Hallelujah de Leonard Cohen o la Coral de la Cantata 147 de J.S. Bach, que puedes ver en esta entrada, en versión cantada con Vicky, una de nuestras sopranos, o bien, en versión instrumental de dúo de violín y violonchelo.

Esta obra es muy adecuada para ceremonias religiosas.